lunes, 9 de noviembre de 2009

Confesión

¿Engañarme?
¿Para que?
Si eres súper importante para mi, ¿por qué negarlo? ¿por qué intentar creer que eres irreal, como uno de mis actores o cantantes preferidos?
Yo sé que no puedo ni soñar con tenerte, por eso inventé esta mentira. Una mentira que me ha dado buenos resultados (al menos para mi salud mental) por momentos y hasta hace poco.
¿Te necesito? Tal vez sea demasiado fuerte esa expresión. Pero no puedo pensar en nadie que no seas tú. No puedo imaginarme con nadie que no seas tú.
Fue un enorme error haberte mirado aquella primera vez, haber soñado.
Sin palabras, volviste mi mundo del revés.
Sin palabras, me volviste loca. Y aquí sigo. Cada vez peor, soñando que llegas, que dejas todo por mi. Pero como siempre digo, los finales felices sólo se dan en los cuentos de hadas.
Aunque duela, aunque me haga daño, no sé cómo dejarte ir.
¿Y ahora qué?
¿Me lo guardo todo como hasta ahora?
¿Elijo arriesgar o seguir siendo tu amiga?
Lo difícil es arriesgar sabiendo con seguridad y de antemano que vas a perder.........

1 comentario:

Banshee dijo...

Muñequita!!!!
El dia que se lo digas te uqedaras mas tranquila!!!!!

Pero bueno, tiempo al tiempo!