viernes, 7 de abril de 2017

Nunca me puedo olvidar de ésto.

E la regola dice che se un uomo non ti chiama, è perché non vuole chiamarti. Se ti tratta come se non gliene fregasse un cazzo, è perché non gliene frega un cazzo. Se ti tradisce, è perché non gli piaci abbastanza”.

Non esistono uomini spaventati, confusi, disillusi. Non esistono uomini tragicamente segnati dalle passate esperienze, bisognosi d’aiuto, bisognosi di tempo. Gli uomini si dividono in due categorie soltanto: Quelli che ti vogliono e quelli che non ti vogliono. Tutto il resto è una scusa.

E tu, tu donna, di mestiere fai l’avvocato, la commessa, la cameriera, l’insegnante, la casalinga, la commercialista, la modella, la ragioniera, l’attrice, la studentessa. Non la crocerossina. Quindi, aspetta che sia lui a chiederti di uscire. Perché va bene la parità dei sessi, le quote rosa, e l’eguaglianza dei diritti. Ma i tempi non sono poi così cambiati. Gli uomini restano pur sempre dei cavernicoli, sia pure incravattati, e come tali adorano il sapore della conquista.

Tieniti lontana dagli uomini sposati. Non lasceranno la moglie per te. Meno che mai lasceranno i figli per te. E non credere alla storia dell’amica della sorella di tua cugina, appena convolata a nozze con quello divorziato. Tu non sei l’eccezione. Tu sei la regola.

Al bando quelli che ti costringono ad aspettare ore accanto ad un telefono che non suona. Non hanno perso il tuo numero. Non hanno investito un cane. Non hanno appena scoperto di avere un tumore alla prostata. Probabilmente sono al telefono con un’altra. Oppure sono gay. Fanculo quelli che non declinano i verbi al futuro. Non sono analfabeti. Semplicemente non vogliono impegnarsi. Perché non gli piaci abbastanza. Li riconosci facilmente. Girano con un cartello appeso al collo, e la scritta: “Ci stiamo frequentando”. Quando la senti, scappa. Non consumare le tue belle scarpe nuove (e neppure quelle vecchie) per correre dietro un uomo che non ti vuole. Usale, piuttosto, per prenderlo a calci in culo. Impara l’arte dell’essere donna. Impara l’arte di ottenere dagli uomini quello che desideri, non sbattendo i piedini, ma facendogli credere che siano stati loro a decidere. Impara a scegliere, invece che essere scelta.

domingo, 2 de abril de 2017

Última. Lo juro.

Todo está bien aunque nunca hubo nada luego nada está bien ya que el todo que yo creía nunca existió ni existirá.

Yo que juré que no te volvería a dedicar una palabra, aquí estoy escribiéndote una última oda a lo que nunca seremos pero que yo soñaba cada noche. Y soñaré, porque difícil será eliminar de mi inconsciente el recuerdo que dejaste marcado a fuego lento de tus manos sobre mi piel. Te soñaría para siempre si con eso consiguiese tenerte cerca una sola milésima más, como si el soñar bastara para hacer realidad.

Todo estaría bien si pudiésemos ser algo, ser alguien, ser uno, ser el uno del otro. Luego no puede estar bien pues las personas no tienen dueño y menos uno cuyas palabras les importan menos que el viento, que invisible acaricia las pieles y luego desaparece, sigiloso, sin rastro.

martes, 14 de marzo de 2017

Palabras

Las palabras pueden encadenarse de formas muy diversas.

A veces, su unión no tiene por qué tener significado. Una sucesión de incoherencias que podrían desestabilizar hasta al más cuerdo de los hombres.

A veces, esta cohesión puede tener sabor, y saber, por ejemplo, a paraíso. Un sabor tan especial que buscarás sin éxito hasta detrás de las nubes una vez que lo hayas probado por primera vez.

Pero otras veces, las palabras pueden formar un vínculo tan fuerte que sea capaz de transportarte. ¿Dónde? Depende de ellas. El destino siempre será una sorpresa.

Pueden incluso unirse pero nunca llegar a nacer. Y la ausencia de palabras es aún más reveladora.

martes, 7 de marzo de 2017

Y por comer, me como hasta las ganas.

Cuántas veces me juré que esto no me volvería a ocurrir,
y mentiría si dijese que no vendería mi alma al diablo por más segundos cerca de ti.

Eres a la vez frío y calor, noche y día, guerra y paz.
Eres todos los sentimientos que pueda albergar un cuerpo sin explotar.

En un universo tan amplio, ¿por qué estábamos destinados a encontrarnos?
¿Por qué tú? ¿Por qué yo? ¿Por qué nosotros? ¿Por qué en sueños?

Lo quiero todo, pero que sea contigo.
No te vayas.

domingo, 5 de febrero de 2017

Imagine Dragons

Dan me está haciendo feliz últimamente ♥





Por cierto, Passengers recomendadísima!

viernes, 3 de febrero de 2017

¿Dónde está el fallo?

Si mi instinto te escogió,
debe haber algún error.

Pues nunca fui de buenas elecciones
lo único que conocí son decepciones.

Tras tu dulce sonrisa
escondido estará el truco
que hará mi corazón trizas,

Detrás de esa dulzura
se ocultan todas mis lágrimas
y mis momentos de amargura.

No sé qué me pasa contigo
pero no logro controlar mis latidos.

Quiero verte, quiero tenerte.
Pero el miedo se hace más presente.

¿Puedo de veras confiar?
¿Me prometes que no te apartarás?


martes, 31 de enero de 2017

Tengo ganas de sonreír

Tengo ganas de sonreír.

Porque las sonrisas se contagian y la dulzura siempre me ha podido horrores.

Y me encanta verlas. Verla.

Las cosas buenas también son contagiosas, hasta mi inspiración ha vuelto.

Cuántas cosas me apetecen, y todas contigo.

Y además Imagine Dragons ha sacado nuevo single. Todo redondo.

viernes, 27 de enero de 2017

Oasis

Hace mucho que no siento nada, nada en absoluto. Nadie me afecta y siento como si se hubiera producido un gran cambio en mi interior. Buscar al amor de mi vida me dejó exhausta, ya no quiero soñar con cuentos de hadas porque tengo más que claro que no existen.

Las tonterías hace tiempo que dejaron de decepcionarme, las ignoro, como siempre debí haber hecho. Y a pesar de sentir que crecí, me queda un vacío muy grande.

Por no sentir, no siento ni inspiración. La busqué en todas partes sin éxito, hasta que...

Tan dulce, tan atractivo, tan misterioso, tan agradable, esa voz suave y varonil, y esos ojos...

¿Quieres ser mi nueva inspiración? Tienes todas las aptitudes. Todas.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Capítulos por cerrar

¿Por qué hay situaciones, estados o personas que no podemos dejar ir por más que lo intentemos?

¿Qué es lo que los retiene dentro de nosotros?

Sólo es cuestión de tiempo, pero ¿cuánto tiempo se necesita para que deje de importarte algo que te importa?

¿Qué se hace para que desaparezcan los nervios, o el deseo? ¿Para no olvidar lo que no se debe?

Es frustrante saber que algo te hace daño, que sólo te hará daño por más que cambie todo (porque en realidad no cambia, sólo que a ti te parece que sí), y que sigues lanzándote de cabeza una y otra vez. Que no bastan los chichones, quieres la herida abierta, que sangre, que escueza. Porque únicamente cuando escuece eres lo suficientemente fuerte para alejarte por tu propio pie. Sólo entonces recuerdas el sufrimiento que ya soportaste.

Y tienes que parar. pero no sabes. Por algún motivo, lo necesitas. O crees que lo necesitas. Y es ridículo, porque nada volverá a ser como antes. Nunca te volverás a sentir igual.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Andas en mi cabeza... pt.2

Y me atacan los recuerdos, y me da por recordar.

Y por recordar, recuerdo aquella tarde, los nervios, las mariposas, tu sonrisa, tus dedos, tus labios, tu voz, tú y yo fusionados.

Y por recordar, recuerdo lo increíblemente bien que me hacías sentir, y se me olvida cómo cambió todo después.

Y por recordar, tonta de mi, empiezo a echarte de menos otra vez.