lunes, 28 de julio de 2014

JYJ - Back Seat



No me lo puedo creer! Han vuelto! Y me encanta! Los echaba tanto de menos ♥♥ Son increíbles, y nunca nadie podrá jamás decir lo contrario.


domingo, 27 de julio de 2014

Porque los echo mucho de menos...


Son dos de las mejores personas que conozco. Dos maravillosos amigos, que siempre me han cuidado, al lado de los que siempre me he sentido protegida, y que me han hecho vivir momentos increíbles desde que tuve la suerte de cruzarme con ellos. Ahora estamos lejos, y ya los echo mucho de menos. Pero nos volveremos a ver muy pronto, lo sé, aunque todos estemos ocupados y tengamos nuestras vidas, esto es algo que no se puede romper. Mis rubios, os quiero. Muchísimo.

Caos.

Vivo en un desorden absoluto. Lo incorrecto parece correcto y me estoy arriesgando mucho más de lo que debería a caer en un pozo de profunda oscuridad.

Mi imaginación es mi mejor arma, pero también mi peor enemigo. Puede causarme la mayor de las dichas y al mismo tiempo el peor de los pesares. Mi imaginación, terrible hoja de doble filo, que me recuerda la calidez de un abrazo pero se olvida de las heridas de un corazón.

Ni aún viviendo 100 años sabría qué hacer. El eterno quiero y no puedo (¿o no debo?). No sé enfrentarte, pero algo revuelve las viejas llagas y al mismo tiempo no quiere dejarte marchar.

Tengo que pensar en lo que aprendí, es lo que siempre dice mi mentora, y lo que aprendí es que no eres de fiar. Que no debería. Que pase de largo e ignore el delicioso aroma que emana de tus labios. Que eres peligroso e inconveniente. Que jamás podré ser feliz contigo.

Pero además de la imaginación siempre tuve otro grave problema, la curiosidad. Luego solo me queda elegir. Curiosidad o precaución. Sólo debo ser consciente de que, de elegir la primera, debo ser consecuente, y aceptar lo que venga con madurez. Por lo general las segundas oportunidades no son buenas, y si me arriesgo a transformarme otra vez en la niña tonta, tengo que ser fuerte para no repetir también el final de la historia.

lunes, 16 de junio de 2014

새벽한시 (1AM) M/V - Taeyang

Ha vuelto el Taeyang de Wedding Dress, y eso me hace muy feliz (aunque no me gusta nada el pelo de rey león).

sábado, 14 de junio de 2014

Segunda oportunidad.

Hiciste brillar mis ojos como pocos lo han conseguido. Un brillo que yo no pude controlar, pero que tú apagaste a la primera de cambio.

Y ahora vuelves, como si nada hubiera pasado, envolviéndome con tu carisma y tus encantos. Pero antes de perderme tengo que saber...

Explícame por qué debería darte otra oportunidad. Explícame por qué debería creerme tus palabras. Explícame por qué no debo salir corriendo en dirección contraria. Y ya de paso, explícame también por qué no quiero salir corriendo.

Ahora, que los miles de kilómetros son físicos. Ahora, que no puedes verme. ¿Por qué yo, por qué ahora?

Yo quiero que mis ojos brillen de nuevo, pero no sé si mereces que lo hagan por ti. Demuéstrame que te importo, que te importo tanto que harías cualquier cosa por mi. Demuéstramelo y entonces confiaré, dejaré de controlar. Lo prometo.

De las muchas cosas raras que hago.

Y aquí está. No sé por qué lo hice, a mi se me cruzan los cables mucho y supongo que en ese momento aún lo echaba mucho de menos, así que en lugar de decírselo lo dibujé (?), y tampoco sé por qué me quedó así (yo generalmente dibujo muy mal). Esta fue la primera prueba, después modifiqué un poco las sombras, el problema es que no puedo publicar el definitivo porque me lo dejé en España xD

El caso, que aunque él no se haya portado del todo bien conmigo, yo del dibujo estoy orgullosa, así que, como le dije a Iris, lo dejo en el blog para resarcirme.


jueves, 29 de mayo de 2014

Tentaciones

Tentación. Un concepto negativo. Algo dulce y agradable que trae malas consecuencias. Por ejemplo, no caigas en la tentación de comer cuando estás haciendo dieta. No caigas en la tentación de comprar ropa que no necesitas. O no caigas en la tentación de fumar.

¿Pero qué son las tentaciones, sino placeres prohibidos?

Placeres que ansiamos con desesperación pues existe una barrera entre nosotros y ellos. Una barrera que no podemos esquivar. Pueden ser otras personas, estereotipos, la ley, la sociedad, o incluso nosotros mismos.

Placeres que necesitamos, ya sea porque los conocemos y sentimos el afán de recuperar lo perdido o porque nunca los hemos tenido y anhelamos un deseo, algo que creció en nuestra imaginación y que creemos inmejorable.

Placeres que, de realizarse, nos traerían problemas debido a numerosas razones. Pueden causarnos dolor, o causar dolor a otros. Pueden ser peligrosos.

Y surge entonces el dilema: ¿debemos caer en la tentación? ¿o debemos evitarla?

Si avanzo deprisa, ¿puedo esquivar el peligro? ¿o mejor huir de la tentación?


A veces pienso que la única forma de librarse de la tentación es caer en ella, pero, ¿y si después quiero más? ¿y si es la peor decisión que pueda tomar?

miércoles, 21 de mayo de 2014

Alternativas a hacerse daño a uno mismo.

Hace no mucho encontré una foto que me resultó de lo más curiosa. Son opciones, actividades que podemos realizar en lugar de hacernos daño, o de torturarnos mentalmente, cosa que servidora hace muy a menudo. Dejo la lista:

- Garabatear fotos de personas en revistas.

- Romper fotos, periódicos o revistas.

- Ir al gimnasio, bailar, hacer ejercicio.

- Salpicar de pintura.

- Escribir tus sentimientos en papel y después romperlo/quemarlo.

- Recortar una botella de refresco de plástico vacía o un trozo de cartón grueso.

- Romper palos.

- Pasar las manos por debajo de agua congelada.

- Aplaudir hasta que pique.

- Salpicarte la cara con agua fría.

- Tomar un baño/ducha caliente.

- Escribir o dibujar sobre ti mismo.

- Tomar un baño con cubitos de hielo (sensación de entumecimiento).

- Morder un pimiento picante.

- Tocar un instrumento musical.

- Garabatear en trozos de papel.

- Escribir las letras de tus canciones favoritas.

- Navegar por eBay o Amazon.

- Memorizar un poema con significado.

- Aprender los insultos en otro idioma.

- Salir a mirar las nubes pasar.

- Reordenar tu habitación.

- Dibujar o pintar.

- Comprar un peluche.

- Comer algo ridículamente dulce.

- Ver tus programas o películas favoritos.

- Recordar un momento feliz y revivirlo en la mente.

- Videos divertidos de Youtube.

- Permitirte llorar.

- Hacer yoga.

- Abrazar una almohada o un peluche.

- Crujir el hielo.

- Sentir tus pulsaciones para probar que estás vivo.

- Repetirte "No me merezco ser herida" hasta que te lo creas.

jueves, 15 de mayo de 2014

Fuera

Te lo voy a decir,
Te ame como nunca a nadie he amado,
Te burlaste de mi me has lastimado tanto.


Por algún motivo escuché esta canción y me sentí identificada en cierto modo con la letra. Me da miedo el sábado. Y no quiero afrontarlo. Pero ya aprendí la diferencia entre lo que quiero y lo que tengo que hacer... así que... fuerza! No permitiré que me hundas más.

domingo, 4 de mayo de 2014

¿Por qué te quise?

Pues te quise porque sí, no podría dar un por qué racional.

Te quise con locura y sin remedio.
Te quise cada día, te quise cerca,
tan cerca que desapareciera el espacio entre nuestros cuerpos.

Te quise a medianoche, te quise enfadado.
Te quise sonriendo,
iluminándome el día como ninguna otra cosa era capaz.

Te quise con el frío, anhelando tus manos siempre cálidas.

Te quise los días de fiesta y te quise algunos entre semana.

Te quise despacio, sin prisas,
aunque esto del reloj a ti siempre se te dio mejor.

Te quise hasta perdernos, hasta perderme en un universo de ti.

Te quise hasta la luna, te quise a ciegas,
te quise comer a besos
y te quise hasta sentir volverme loca de tanto quererte.

Pero por quererte tanto te quise incluso
hasta querer dejar de hacerlo.

Y ya no te quiero. Ya no.